miércoles, 30 de septiembre de 2009

Ya llevamos varias sesiones de teatro con nuestros grupos. Los míos, este año, son excelentes.
Siempre digo esto; a lo mejor tengo una alucinación repetitiva pero lo vivo así.



Bueno, os paso
otra sesión práctica siguiendo la estructura de sesión que propusimos en este blog

y un Torbellino de Ideas sobre un juego de escribir... "finales teatrales".
















...



y si queréis ver un resumen de los temas del blog, haced klík AQUÍ



jueves, 10 de septiembre de 2009

Bueno. Vamos a empezar la 1ª clase de teatro. ¡Qué cosas! Para los que ya tenéis experiencia que os vaya bien. Para los no docentes contáis con la ventaja de un alumnado ya motivado que acude a vuestro taller o grupo de teatro pq quiere. Para los compas docentes sobre todo de los públicos (q suelen ser más cañeros que los concertados pero no siempre) vamos allá.


Sabéis que el teatro se contagia, se transmite, nos lo notan. No hemos de verbalizarlo para que noten que nos va la marcha sino que por la forma de contar las cosas, de situarnos en el espacio, de provocar y participar en las actividades, estamos diciendo mucho más (lenguaje no verbal) que con todos los libros de texto del mundo.


No suele dar buen resultado empezar dando mil y una normas y subnormas sobre el funcionamiento del cole o instituto, de nuestra asignatura, del teatro y del mundo en general. Con la puntualidad y el respeto vamos sobraos.


La puntualidad (empezando por la del profe) es una forma de respeto. Los impuntuales porque sí deberán pasar con nosotros en la hora de patio tantos minutos como lleguen tarde. Ese pequeño castigo para el profe (el cafelito del mediodía) se rentabiliza rápidamente.

El respeto implica muchas cosas. A nosotros nos importa lo que más que en la clase de teatro jamás de los jamases se va a permitir la burla contra el compañero. Risas todas las que quieran. El reírse es sanísimo y estar serio en clase no sé quién ha dicho que es

lo correcto, como si el saber fuera de tíos serios tirando a enfadaos.



Hemos de presentarnos en primer lugar y hacerles partícipes de la suerte q tenemos, profe y alumnado, de tener esa optativa de teatro. Es lo mejor. Sólo tendrán 3º de ESO (yo, por suerte, tb' 1º de bachillerato) y vamos a jugar jugar jugar jugar todo lo q podamos... a hacer teatro.


El teatro, por muchas vueltas q le demos, no es más (ni menos, claro) que hacer personajes metidos en situaciones.

Todo lo demás deriva de esto.



Yo propongo

1.- Arrancar con algún juego de nombres

2.- Jugamos al Objeto Invisible sentados en corro en el suelo

3.- Nos levantamos y vamos pasando en fila haciendo de... (vaquero, modelo, extraterrestre, lavadora, calcetín, viejo, niño, batidora...). No hay que pensar. En teatro lo racional lo dejamos para la teoría de la literatura. Viva la intuición, la imaginación, el hacerlo mal cuanto más mal mejor. NO hay error posible pq estamos jugando a hacer personajes y cada uno lo "interpreta" de una manera. No hay una única manera de hacerlo. Hay q ejercitarse en probarlo casi todo. Al principio suelen estar "bloqueados" y nuestro trabajo debe consitir en... "liberarlos", por así decir.

4.- Dramatización: Se preparan en 3 minutos por parejas al azar (utilizando para hacer los grupos el juego de los Paquetes) un saludo y un asesinato. Luego se sientan haciendo público y vamos representando. Reproducimos así el viejo esquema del teatro: público y actores. El banquillo va rodando y no vale decir "no". Aquí todos (sobre todo el profe, con sus ejemplos, reinterpretaciones del alumnado y payasadas teatrales para animar a que salgan los más tímidos) jugamos.

5.- Se reparten cuadrados de cartulina y bolis o rotus. Dibujan en una cara un ojo y en otra la fecha que toca la próxima clase. Es un recordatorio que añadirán a la agenda (no la suelen sacar de la clase de referencia) o al carpesano. "ALGO QUE OBSERVAR PARA REPRESENTAR". Eso es lo que copiarán en la otra cara, con su nombre tb', claro.

Al día siguiente de teatro representarán todos sus observaciones (cotidianas, no escenas de teatro) y volveremos a hacer de actores y público.


Podemos acabar haciendo nuestra firma en el aire. Primero uno a uno: más grande de lo que la hacemos normalmente. Gigantesca. Como en una pantalla de cine. Pequeña en miniatura. A cámara rápida o lenta. Firmamos con el dedo, con la muñeca, con el pie, con el culo...


Para acabar, una gran coreografía con música. Todos firmamos por el aire, sin chocarnos, a ritmo lento y en grande por el espacio, nuestros nombres, mensajes, cartas de amor y de protesta:

...Este profe está loco...

... Ostras... esto del teatro.. mola.

Ji...



Si tenéis dudas de algún juego o actividad, se explica más en la entrada de ESTRUCTURA de SESiÓN


Y aquí unos videos de muestra del principio de este curso (2010-2011):






... y si queréis ver un resumen de los temas del blog, haced klík AQUÍ